domingo, 26 de octubre de 2008

¿Por qué Plutón ya no es un planeta? 1

Recientemente visité una escuela para dar una charla astronómica, al llegar comprobé que los niños se encontraban apenados y desconcertados porque acababan de retirar a Plutón de la lista. Realmente no fue fácil explicar a niños de 8 o 10 años la razón de este cambio. Pero realmente la decisión no es caprichosa y tiene un sentido astronómico y lógico del que voy a tratar de explicar en éste artículo.

Después de años debatiendo en la comunidad astronómica en 2006 la Unión Astronómica Internacional, la única organización facultada para resolver estos temas, redefinió lo que era un planeta y aquellos que no cumplieran los criterios iban a quedar fuera de la lista oficial. Astutamente grupos de presión luchaban paralelamente para que se destinaran fondos para una misión al "último planeta" que faltaba en la sala de trofeos de la NASA: Plutón. Bajo esta estrategia con mucha lucha en los despachos y fuera de ellos se aprobó la misión espacial a este astro. No olvidemos que una misión espacial a Plutón podría venderse mucho mejor a la opinión pública si éste era considerado como planeta. Los científicos sabían que a efectos puramente científicos, no importaba mucho si Plutón era considerado planeta o no, en cuanto en que este cuerpo es interesante no importa en qué categoría lo coloquemos.















Placas originales del descubrimiento de Plutón (Observatorio Lowell)

Pero estudiemos brevemente la historia de este astro. Plutón fue descubierto en 1930 por Clyde W. Tombaugh desde el observatorio Lowell en Flagstaaff Arizona. Se había predicho desde hacía largo tiempo que existía un noveno planeta sin descubrir en el sistema solar. Neptuno fue descubierto porque se dedujo que un cuerpo sin identificar perturbaba a Urano y fue descubierto en 1846 de una forma bastante precisa a lo predicho. Pero en Neptuno se observaron perturbaciones solo explicables por la existencia de un planeta sin descubrir. A este noveno planeta se le llamó planeta X y demostró ser muy escurridizo durante décadas.

Percival Lowell un millonario entusiasta de la astronomía, pero un astrónomo poco riguroso, dedicó mucho tiempo y esfuerzo para localizar este planeta X. Para sus observaciones Lowell construyó el observatorio que lleva su nombre en Arizona, sin embargo murió sin ver este sueño cumplido. Clyde Tombaugh continuó su labor desde el propio observatorio Lowell, barriendo la eclíptica (plano del sistema solar dónde se mueven los planetas) tomando innumerables placas y comparándolas de una forma sistemática pero a la vez laboriosa.

La técnica se denomina "blinking" o parpadeo, en ella se toman imágenes de una misma zona del cielo con un intervalo de tiempo, que para el caso de Plutón era de unas dos semanas. De esa manera, al superponer ambas placas fotográficas y pasar de la una a la otra se podía observar de vez en cuando objetos móviles como asteroides, cometas o planetas, dándo un pequeño salto de posición contra las estrellas de fondo.


Después de años de búsqueda Tombaugh descubrió finalemente un objeto en la órbita apropiada para anunciar que había descubierto el famoso planeta X. Ya que Tombaugh fue el descubridor el equipo del observatorio le permitió escoger el nombre del nuevo planeta. El nombre escogido fue Plutón, sugerido por una joven estudiante de 11 años, correspondiente al Dios romano del inframundo, y de esta manera continuando la tradición de nombrar los planetas con nombres de la mitología grecorromana.

El sistema solar pasó entonces a tener 9 planetas en 1930.

La masa de Plutón era incierta y fue inicialmente sobreestimada debido a su alta reflectividad. En 1950 estaba estimado su diámetro en unos 6000 km, con una densidad desproporcionada para tener una masa suficiente para observar los efectos perturbadores en Neptuno. Con el descubrimiento de Caronte su satélite en 1978 pudo obtenerse una mejor medición de su diámetro: unos 3000 km. Las mediciones modernas aún más precisas lo empequeñecen aún más situándolo entre 2300 y 2400 km, y convirtiéndolo en el planeta más pequeño del sistema solar, incluso menor que Mercurio de 4880 km de diámetro. Se diría que al correr de las décadas Plutón se había convertido en "El Planeta Menguante", además se descubrió que las supuestas perturbaciones observadas en Neptuno eran erradas, por lo tanto su importancia iba disminuyendo, pero sin embargo continuaba siendo el cuerpo mayor situado más allá de la órbita de Neptuno.

Continuación
Menéame

1 comentario:

sex shop dijo...

pieza muy utiles de escritura, gracias por el post.