martes 9 de diciembre de 2008

JWST: El SuperHubble 1 Introducción

Mientras la NASA está a punto de realizar la quinta y última misión de reparación y mantenimiento del Telescopio Espacial Hubble (HST). El que se dice que es su sucesor el James Webb Space Telescope (JWST) está poco a poco tomando forma.

El Telescopio lleva el nombre en honor a James Webb Administrador de la NASA durante la fase de desarrollo del Apollo (1961-68). Junto con hombres como Werner von Braun y George Mueller fueron un factor muy importante en el éxito del programa Apollo. Webb fue el hombre bajo cuyo mando se hizo realidad la promesa de Kennedy de poner a un hombre en la Luna antes del final de la década de los 60.

En cuanto a los telescopios, poco después de que el HST mandara impresionantes imágenes y datos desde el espacio se hizo obvia la importancia de emplazar observatorios en el espacio. La ventaja de tener un telescopio en el espacio son dos: la primera es que se elimina la turbulencia atmosférica en el espacio y el telescopio rinde a su límite óptico teórico, la segunda ventaja es que desde el espacio son accesibles todas las frecuencias de luz, incluyendo las microondas, los rayos infrarrojos, los rayos ultravioleta , los rayos X y los rayos gamma.

Telescopio espacial Hubble desde la órbita.

Sin embargo el Telescopio espacial Hubble fue concebido en la década de los 60 y desarrollado en los 70 y 80. Pero desde entonces la astronomía desde tierra ha dado pasos gigantescos. En primer lugar a mediados de los 60 el mayor telescopio del mundo era el del Monte Palomar con 5 metros de apertura. Ahora existen una nueva generación de gigantes de 8 y 10 metros muy superiores al Palomar. En segundo lugar a mediados de los 60 la turbulencia atmosférica limitaba irremediablemente la resolución de los telescopios, ahora todos los grandes observatorios tienen en sus telescopios sistemas de óptica adaptativa cada vez más precisos que virtualmente elimina la distorsión atmosférica. La óptica adaptativa es una evolución de una tecnología militar que se implementó en telescopios a partir de 1990 y que a través de actuadores mecánicos y complejos dispositivos electrónicos y computacionales consiguen eliminar la distorsión causada por la turbulencia con el resultado de que las imágenes obtenidas son cada vez más nítidas y con mejor resolución. Y en tercer lugar la astronomía con base en Tierra ha pegado un salto gigantesco desde los 60 puesto que ya no se emplean emulsiones químicas para hacer fotografías sino que los detectores digitales CCD han tomado el relevo con mucho mejor rendimiento, de la misma manera que las cámaras digitales domésticas han barrido del mercado a las de película fotográfica.

Imagen de Urano a la izquierda sin Optica Adaptativa y a la derecha con el sistema activado. La imagen se tomó desde el Telescopio Keck de Mauna Kea Hawaii

En este contexto actual practicamente la única ventaja de los observatorios espaciales es observar longitudes de onda imposibles de observar en la Tierra. Además la nueva generación de telescopios mastodónticos no va a hacer sino mejorar y hasta superar los rendimientos obtenidos con el Hubble a un costo mucho menor y con la ventaja de que su mantenimiento y operación son mucho más sencillas que en los telescopios espaciales.


Es probable por tanto que esta sea la última misión de mantenimiento del HST puesto que los costos son enormes, las misiones arriesgadas, y depende por completo de un transbordador que se pretende retirar hacia 2010. Además el Hubble no va a poder competir durante mucho tiempo con los poderosos Observatorios emplazados en la Tierra.

Continuación

Menéame

1 comentarios:

sexshop dijo...

Vi por encima de un monton de datos utiles!