jueves, 26 de febrero de 2009

Nuevas evidencias de inundaciones de agua en el pasado en Marte

Un nuevo estudio científico apoya investigaciones previas, que mostraban que las antiguas coladas de lava podrían haberse enfriado más rápido de lo normal, probablemente por inundaciones masivas. Las formaciones de rocas muestran las mismas características que le similares formaciones terrestres. Marte es el único cuerpo celeste donde se han observado estas características, exceptuando nuestro planeta. De acuerdo a esta investigación, algunas partes del planeta rojo fueron ocasionalmente inundadas, cuando el hielo de los glaciares entró en los valles con actividad sísmica.

Estas formaciones volcánicas, que son fracturas de todo tipo, se ha creído que eran exclusivas de nuestro planeta, sencillamente porque la Tierra ha sido considerada el único lugar donde el agua líquida podría estar en contacto con la lava volcánica. Sin embargo, estudios más profundos de Marte han llevado a la conclusión de que sus polos todavía están cubiertos de capas de hielo, con el 95% de pureza del agua. Éstos depósitos de hielo están ahora enterrados bajo una delgada capa de depósitos de arena y roca.

En la imagen columnas de lavas basálticas en Marte Valles. Estas formaciones de lava fueron descubiertas en la pared de un cráter virgen de 16 km de diámetro. Existen afloramientos rocosos discontinuos a lo largo de toda la pared del carácter, lo que sugiere que las formaciones de lava cubrieron una superficie de al menos 200 km². Formaciones similares pueden verse en los paredes de otros caracteres recientes en las cercanas llanuras volcánicas de Elysium Planitia–Amazonis Planitia, que incluyen a Marte Vallis, y en un cráter bien conservado del noroeste de Hellas.

Además de los muchos indicios descubiertos en los valles de los cráteres, la imagen del pasado de Marte se parece ahora a un lugar donde el agua abundaba antes de que desapareciera hace millones de años. Ahora está al alcance de los astrónomos determinar exactamente el papel que desempeñó el agua en el desarrollo geológico del planeta rojo. Para la nueva investigación el geólogo Moses Milazzo, del Geological Survey de los Estados Unidos ha colaborado con el equipo que trabajaba con la cámara HiRISE a bordo del Orbitador marciano de la NASA Mars Reconaissance Orbiter (MRO).

El artículo ha sido publicado en un reciente número del periódico Geology y sostiene que este tipo de fracturas ocurren cuando la lava fundida se contrae a temperaturas mucho más bajas que las normales. Esto significa que el agua puede muy bien haber acelerado este proceso, originando las columnas de 30 m de altura. La mayoría de ellas tienen alrededor de 1 m de diámetro, y la mayor descubierta hasta ahora adornan las paredes inclinadas de un cráter de impacto Milazzo comenta: "la cámara HiRISE, puede captar estas columnas a su límite de resolución si las columnas tienen la orientación perfecta con la cámara."

De acuerdo al científico, estas formaciones sólo podrían aparecer si las coladas de lava caliente de la región hubieran sido sistemáticamente inundadas por agua, durante varias semanas o incluso meses. Únicamente a través de procesos repetitivos como éste podrían haber aparecido las formaciones que se han identificado. Y esto significa que la cantidad de agua en el planeta era grande en ese tiempo.

Fuente original
Menéame