miércoles, 25 de febrero de 2009

Informe elaborado por astronautas muy crítico con la NASA y el retorno a la Luna 1

Según se afirma en un informe preliminar elaborado por el antiguo astronauta del Apolo Buzz Aldrin y algunos de sus colegas, que la eficacia de la NASA en la era post-Apolo ha carecido de brillo por lo que la agencia necesita una seria reforma o una importante renovación.

En este informe, hecho público el pasado lunes en el National Space Space Society Blog, se describe un plan para reemplazar el plan Bush de 2004 "Vision for Space Exploration", que pretende el regreso que los astronautas norteamericanos a la luna hacia 2020, por un plan que se enfoque en enviar astronautas hacia nuevos objetivos como los asteroides.

Una versión reducida del informe será hecha pública formalmente dentro de unos días y será enviada a la Administración Obama para su revisión, según afirma que Feng Hsu, primer autor del informe e ingeniero del Centro Espacial Goddard de la NASA.

El programa lunar Apolo en los 60 y 70 fue un "impresionante éxito", recoge el informe. Pero la NASA post-Apolo se ha convertido en "una empresa sin visión que simplemente da trabajo y que consigue "poco o nada" en áreas como el desarrollo de sistemas de lanzamiento asequibles o reutilizables."

Según afirma el informe, El trasbordador espacial, que cuesta alrededor de $ 450 millones por lanzamiento y necesita mucho mantenimiento, es uno de los numerosos "proyectos derrochadores innecesariamente complejos y con un diseño arriesgado".

El Transbordador espacial que se nos vendió como un autobús espacial capaz de hacer docenas de viajes por año al espacio y que iba a ahorrar grandes cantidades de dinero, ha demostrado ser un caro fiasco y un aparato muy peligroso

El texto continúa diciendo que es inevitable un giro en el rumbo de la agencia, puesto que el proyecto Apolo había sido un programa bien financiado, diseñado para derrotar a la Unión Soviética en la carrera espacial. "El programa espacial de los Estados Unidos estaba destinado a perder su rumbo poco después de ganar la carrera espacial" afirman sus autores.

El nuevo programa Constellation de la NASA es una apuesta de "alto riesgo" para continuar con esta espiral de despropósitos. El programa está desarrollando cohetes y una cápsula inspirada en el Apolo para reemplazar los cada vez más viejos trasbordadores, enviará astronautas a la Estación Espacial así como a la Luna.

El plan Bush de retorno a la Luna no ha sido evaluado por expertos en política espacial, políticos o por el público a través de declaraciones, y no está suficientemente bien financiado para conseguir sus metas, prosigue el informe.

Y lo que es más importante "carece también de mérito estratégico", los autores afirman: "no existe ningún valor científico significativo (o a corto plazo) ni exploración espacial, en volver a visitar destinos en órbita terrestre que ya han sido explorados por la humanidad hace más de 40 años."

Continuación
Menéame