viernes, 8 de mayo de 2009

Las enanas naranjas buenas candidatas para encontrar planetas con vida

Las ubicaciones más cotizadas para la vida en el universo bien podrían estar alrededor de estrellas algo menos masivas que el sol, llamadas enanas naranjas, de acuerdo a un nuevo análisis. Estas estrellas viven mucho más que las estrellas de tipo solar, y tienen zonas habitables (donde el agua líquida puede existir) más seguras que sus hermanas menores las enanas rojas.

Las estrellas de masa similares a nuestro sol, son catalogadas como enanas amarillas, y han recibido una gran atención por parte de los cazadores de planetas. Pero recientes investigaciones sugieren que las enanas naranjas pueden representar un campo de búsqueda todavía mejor para encontrar planetas que puedan albergar vida.

Edward Guinan de la Universidad de Villanova en Pennsylvania, es líder de un equipo que ha estado estudiando cómo varían las propiedades de las estrellas según su masa. El equipo está empleando observaciones de diversas fuentes, como los archivos de medidas del satélite de rayos-X ROSAT, y medidas más recientes obtenidas con telescopios emplazados en tierra.

Los resultados confirman que las enanas rojas, que tienen entre el 10 y el 50% de la masa del sol, son mucho más propensas a arrojar poderosas fulguraciones cuya radiación resultaría mortal para los planetas cercanos. Esta actividad va en declive a medida que la enana roja envejece, los científicos tampoco han descartado a las enana rojas como potenciales semilleros para la vida, pero cualquier tipo de vida en sus cercanías tendrá que soportar grandes desafíos.

Las numerosas enanas naranjas son lugares muy interesantes para buscar vida

En cambio, las enanas naranjas, con masas de entre 50 al 80% de la de nuestro sol, únicamente tienen un poco más de fulguraciones que las estrellas de tipo solar. También constituirían un santuario para la vida durante mucho tiempo, aproximadamente el doble que los 10.000 millones de años de vida estimada de una estrella de tipo sol.

Además, su brillo cambia muy poco comparado con las estrellas de tipo sol. Nuestro propio sol experimentado un incremento del brillo del orden del 30% desde que se formó el sistema solar, y probablemente dentro de unos mil millones de años la Tierra será un lugar demasiado caliente para la vida, incluso aunque el sol tenga combustible para 5000 millones de años.

Las probabilidades de que surja la vida inteligente pueden ser mayores en planetas en torno a estrellas enanas naranjas que las estrellas de tipo sol, puesto que al tener una vida más larga, el tiempo para que evolucionen sus formas de vida también es mayor.

Esto hace a las enanas naranjas que sean no solamente buenos objetivos para la búsqueda de planetas habitables, sino también para la búsqueda de vida extraterrestre inteligente (SETI) también, añade Guinan. "Existen algunas antiguas cerca (de unos 8000 a 9000 millones de años de antigüedad) que podrían tener planetas más evolucionados."

Las enanas naranjas son de tres a cuatro veces más abundantes que las estrellas de clase solar, lo que hace más fácil buscar planetas en ellas. De hecho algunos planetas ya se han encontrado en torno a enanas naranjas, aunque fuera de las zonas habitables de estas estrellas.

Para Gregory Laughlin de la Universidad de California, Santa Cruz, debería ser posible encontrar planetas y por tierra con la tecnología actual en las zonas habitables de las enana rojas cercanas. "Son un lugar atractivo para encontrar buenas candidatos para detectar planetas habitables."

Guinan discutió su investigación esta semana en una conferencia sobre astrología en Baltimore, Maryland.

Fuente original New Scientist
Menéame

1 comentario:

sex shop dijo...

En mi opinion, cada persona debe verlo.