lunes 28 de septiembre de 2009

Prueban los ojos del robot marciano ExoMars

La Agencia Espacial Europea (ESA) está trabajando actualmente en desarrollar e integrar todos los sistemas necesarios para la futura misión a Marte ExoMars. El rover que impresiona por su tamaño, navegará sobre las arenas rojizas de Marte y analizará objetos de interés sobre la superficie, pero su objetivo principal será la búsqueda de vida. Recientemente se ha dado un gran paso adelante, cuando los ingenieros de la misión dirigieron un ensayo primario de las futuras cámaras del rover en una cantera en el sur de Inglaterra.

En la imagen en chasis de ExoMars

Además de las cámaras, se probó un software especial de proceso. Una vez acabados los ensayos, el rover tendrá un gran número de cámaras, de forma que el software y sus diseñadores podrán integrar información de todas ellas en una amplia base de datos. De acuerdo a las especificaciones de diseño, ExoMars tendrá al menos ocho cámaras frontales. Además, Dos cámaras esteoreoscópicas de gran angular tomarán vistas panorámicas en tres dimensiones del paisaje marciano. Se instalarán dos pares de cámaras en ambos lados que servirán para detectar riesgos. Otras dos cámaras frontales servirán para la navegación.

El trabajo del proyecto europeo PRoVisG (Planetary Robotics Vision Ground Processing) es que toda la información obtenida de estas cámaras se integre correctamente en una imagen en color tridimensional de alta resolución del ambiente. Una de las tareas que el software tendrá que desarrollar es por ejemplo, marcar una determinada imagen en las cámaras de gran angular en la posición exacta en las que se tomó, basada en la entrada del datos de otros instrumentos. Diseñar estos sistemas para que funcionen en Marte, no es tan fácil como para que lo hagan aquí en la Tierra.



Video de las pruebas de ExoMars de la cadena de televisión británica ITN

Cualquier dispositivo que se envíe al planeta rojo, necesita poder soportar las vibraciones del lanzamiento, meses de viaje espacial, los aterrizajes, las gélidas temperaturas y también sufrir el constante bombardeo de los rayos cósmicos de alta energía. Los ingenieros de la ESA, o de cualquier agencia Espacial que realicen esta tarea, necesitan diseñar rovers, aterrizadores y orbitadores teniendo en cuenta estos factores. Además tienen que minimizar la cantidad de datos que los robots pueden retornar a la Tierra, puesto que el envío de datos desde Marte toma unos 20 minutos.

Según los expertos, el nuevo sistema de video permitirá que los futuros robots exploradores reconozcan varios lugares del planeta. "A partir de las imágenes, podemos generar mapas de elevación tridimensionales, las representaciones en tres dimensiones en las que realmente se puede explorar. Una vez hayamos creado este modelo podemos usar todas las texturas de la superficie que hemos obtenido de las imágenes, y tendremos un ambiente al que la gente se pueda transportar explorar. De esta forma podemos convertirnos casi en geólogos de campo, en el campo marciano", añade Lester Waugh ingeniero jefe de EADS Astrium, la compañía que coordina los esfuerzos en el Reino Unido del proyecto PRoVisG.

"Es parecido a la vista de Google de la calle: puedes viajar a nivel de la calle y explorar el ambiente de manera que cuando te sitúas en el lugar, sabes qué va a suceder ahí. Para los astronautas sucede igual si quieres conocer como es el ambiente, proporcionales una experiencia tridimensional en realidad virtual. Esto les va a ayudar mucho para su planificación concluye Waugh.

Fuente original BBC News
Menéame