martes, 27 de octubre de 2009

¿Podrían colisionar Neptuno y Plutón?

Al observar un diagrama de las órbitas de Neptuno y Plutón lo primero que observamos es que parecen acercarse mucho. Por lo que podríamos pensar que ambos planetas pudieran tener encuentros cercanos y con el tiempo colisionar.

En esta imagen vemos las órbitas de los planetas exteriores del sistema solar vistas desde arriba, y nos llama la atención que la órbita de Plutón cruza a la de Neptuno. Durante 20 años desde 1979 a 1999 Neptuno estuvo más lejos del sol que Plutón

Sin embargo, esta conclusión intuitiva parte de un error, por lo que es falso que exista cualquier riesgo de colisión.

Si bien las órbitas de ambos planetas se intersectan de manera que Plutón estuvo entre 1979 y 1999 más cerca del sol que Neptuno, un análisis de sus órbitas en tres dimensiones nos puede dar una perspectiva correcta del problema.

Aquí vemos en perspectiva oblicua los planos orbitales de Plutón y Neptuno y podemos comprender mejor la geometría de las órbitas

La órbita de Plutón está situada en un plano orbital diferente del de los demás planetas y está inclinada 17° sobre el plano eclíptico, el plano donde se mueven los demás planetas. Esta es la primera razón por la cual no hay posibilidades de que esos planetas choquen.

La segunda razón es que en Plutón mantiene una resonancia orbital 2:3, por la cual por cada dos vueltas que da Plutón, Neptuno da tres. Los sistemas resonantes son comunes en el sistema solar. Esta resonancia tiene aporta estabilidad y protege al planeta más pequeño, Plutón, de las interacciones gravitatorias de su hermano mayor y mucho mas masivo Neptuno. La resonancia produce que nunca estos dos planetas nunca se acerquen de forma y el mayor (Neptuno) nunca perturbe con su gravedad al menor (Plutón).

Podría parecer que Plutón y Neptuno han firmado un pacto de no agresión, pero esto no es así. Sino que más bien sucede que los planetas a lo largo del tiempo se sitúan en las órbitas que les ofrecen una mayor estabilidad.

En realidad ambos planetas permanecen siempre muy lejos, a miles de millones de kilómetros de distancia.

Como Plutón existen más cuerpos del cinturón de Kuiper que mantienen una resonancia 2:3 con Neptuno y son llamados informalmente "plutinos".

Menéame

4 comentarios:

Roberto Alonso dijo...

Interesante aclaración a una posibilidad que se nos ocurre inmediatamente vemos como las órbitas se intersectan, sin embargo al observar el diagrama 3d tenemos dos puntos donde realmente de cortan. Si uno de los do realiza 3 vueltas mientras el otro solo dos, algún día coincidirán o no es asi?

Anónimo dijo...

Estoydeacuerdo contigo Roberto; pero sobre eso no hablan ...

MIGUEL dijo...

Si os fijais la orbita de pluton va por fuera, no os preocupeis que no se cruzan...

Pedro Martinez Lopez dijo...

El dibujo de los planos puede engañar, haciendo ver que las órbitas se cruzan en el punto que pone Pluto 1979 y otro un poquito más a la derecha de Neptuno 1999, cuando en realidad se "cortarían" en 2 puntos que formarían una recta perpendicular con el plano de Neptuno pasando por el Sol. Por lo tanto no se cortan