lunes, 30 de noviembre de 2009

Los ciclos de Milankovitch: una perspectiva astronómica del cambio climático

Los núcleos de hielo y de suelo oceánico son a sus restos mejores registros de cambios en la temperatura global y en el contenido de dióxido de carbono atmosférico en los últimos 800.000 años. Los datos muestran una clara periodicidad en la temperatura global que se cree que está relacionada con el ciclo de Milankovitch.

En los años vente, Milutin Milankovitch, un matemático serbio propuso a que los pequeños cambios en la órbita de la Tierra alrededor del Sol podrían explicar un ciclo de 100000 años observado en las evidencias glaciales.

Milankovitch estudió 4 ciclos:

-Variación de la inclinación del eje terrestre: este ciclo tiene una duración de 41000 años y en el la inclinación del eje de la Tierra varía desde 22,1 grados a 24,5 grados (ver figura de la izquierda). La actual inclinación del eje de la Tierra es de 23,5°.

- Precesión de los equinoccios: el eje de la Tierra oscila una peonza en un ciclo de unos 25800 años. En este ciclo provoca un desplazamiento del punto o Aries, que se definen como la intersección entre el plano eclíptico con el Ecuador terrestre. Durante este ciclo se llega a un punto cuando el solsticio de un hemisferio coincide con el perihelio, produciendo veranos más cálidos y los inviernos más fríos. Al menos esto debería suceder en la actualidad en el hemisferio sur aunque esto se compensa debido a la mayor masa oceánica del hemisferio austral.

- Ciclo de excentricidad orbital de la Tierra: la órbita de la Tierra varía a lo largo de los años desde tener una forma casi totalmente esférica de sólo 0,05 (muy poco excéntrica) cambia hasta llegar a ser mucho más elíptica 0,058 esto provoca que en el momento de más excentricidad los contrastes de temperatura que se dan entre perihelio y afelio sean mucho más marcados el componente principal de este ciclo tiene una duración de 413.000 años.

- Ciclo de la oscilación de plano eclíptico: la Tierra se mueve al norte y al sur el plano un eclíptico definido por la órbita de Júpiter. Este ciclo tiene una duración de 100.000 años. Este efecto está producido por la atracción de los demás planetas.

Estos cuatro ciclos combinados básicamente se refuerzan para producir periodos glaciales.

Correlación observada entre la concentración de CO2 atmosférico y la temperatura mediante núcleos extraídos de la Estación Antártica Vostok

Los núcleos de hielo muestran una correlación aproximada entre estos ciclos orbitales, conn los periodos glaciales. Aunque no exista un cambio significativo en el la cantidad de radiación solar que alcanza la Tierra durante una órbita, los lentos cambios orbitales pueden llevar a un incremento de las sombras en las regiones Polares y por tanto un enfriamiento.

Una vez el hielo comienza avanzar desde los polos, se desarrolla un ciclo de retroalimentación positiva que refleja la mayor parte del calor solar hacia el espacio, y de esta forma va reduciendo las temperaturas medias globales.

Se cree que lo que limita el avance del hielo es el incremento del CO2 en la atmósfera, que puede medirse en las burbujas de aire atrapadas en los núcleos de hielo. Una mayor formación del hielo deja un menor espacio para la fotosíntesis y la erosión de silicatos para capturar el dióxido de carbono atmosférico. Por lo que cuanto más y hielo se formen, más dióxido de carbono se acumulará en la atmósfera, lo que causa que las temperaturas medias globales aumenten, y que a su vez poner límites a la formación del hielo.

Por supuesto lo opuesto también es verdadero en cuanto a la fusión del hielo. La fusión del hielo también sigue un ciclo de retroalimentación positiva pues todo que cuanto más y hielo exista implicará un menor albedo (menor reflectividad superficial), lo que implica que menos radiación solar se ha reflejado al espacio y por tanto las temperaturas medias globales aumentan. Pero de nuevo el CO2 arrojado al atmósfera por la fotosíntesis de los bosques y la erosión de la rocas. La consecuente caída en el CO2 atmosférico inferior planeta y por tanto limita el proceso de fusión de los hielos.

Pero aquí es donde está el problema. Actualmente estamos en una fase que fusión del hielo del ciclo de Milankovitch, donde la órbita de la Tierra está más próxima a una forma de circunferencia y en el que la inclinación de la Tierra se acerca más a la perpendicular. Sin embargo, los niveles de CO2 no están disminuyendo principalmente por el efecto de producción antropogenica. Sin el factor limitante de un CO2 en disminución que hemos visto que en otros ciclos anteriores de Milankovitch, presumiblemente el hielo va a continuar fundiéndose mientras el albedo terrestre disminuye.

COMENTARIO del traductor

Los olvidados ciclos de Millankovitch nos muestran un aspecto más de la inmensa complejidad del clima y ponen cada vez más en evidencia a profetas del Apocalípsis con oscuros y turbios intereses.

Recientemente hemos asistido a la confirmación de una vergonzosa manipulación de expertos científicos con fines políticos. Los últimos datos no parecen ofrecer un incremento de temperatura claro, y el calentamiento global es considerado por algunos como local. Los últimos datos parecen apuntar a una disminución de hielo en el ártico y un aumento en el antártico. Aunque por supuesto existe una guerra de cifras, pues existe mucho interés en los más altos estamentos políticos en exagerar el tema del cambio climático y falsear cifras e interpretaciones. Parece cada vez más claro que el CO2 tiene un papel secundario en todo esto, All Gore con toda su palabrería y un barniz de científico barato ha intentado envenenar a la opinión pública y crear un caldo de cultivo para justificar tratados tan estrafalarios y dañinos como Kyoto.

Para una visión más objetiva y escéptica de este tema pueden leer este artículo de Heber Rizzo publicado en su blog El Atril del Orador

Fuente original wikipedia
Fuente original Universe Today
Publicado en Odisea cósmica
Menéame

3 comentarios:

Tokaidin dijo...

No existe una clara contradicción en este texto? Primer se habla que el Co2 de origen humano tiene un papel decisivo, porque impide la disminución que, siguiendo estos ciclos, deberia ocurrir en los niveles de esta gas en la atmosfera, y que por ello se seguira registrando una fusion de los hielos polares.

Pero en la parte final parece decirse todo lo contrario, que el Co2 es secundario, que no aumentan las temperaturas y que el hielo del norte retrocede pero el del Sur crece.

Dejando de lado el tono clara y desagradable "politizado" de este ultimo trozo, que encuentro algo fuera de lugar, me podrias aclarar esta (al menos bajo mi punto de vista) aparente contradiccion?

Galileo dijo...

Hola Tokaidin

Si puede encontrarse una posible contradicción. Lo primero es una traducción de un autor, lo segundo (el parrafo final) es una opinión personal basándome en noticias aparecidas recientemente.

Tal vez era para hacer dos posts en lugar de uno. Voy a arreglarlo ahora, ya verás a ver si queda mejor

El autor explica que existe un ciclo natural de deshielo y alza y descenso del dióxido de carbono. La acción del hombre ha roto ese ciclo.

Tokaidin, aparte de ser discutible incluir el último párrafo que entiendo que quizá no encaje bien, hay que tener en cuenta que el escándalo del climategate en el que literalmente nos han engañando.

Quería expresar esa disconformidad de alguna forma, pues he traducido varios artículos sobre el cambio climático y me queda la sensación de que me están tomando el pelo.

Yo no quiero ser una correa de transmisión de mentiras por eso quiero tener un punto de vista crítico o si lo veo muy tendencioso no se traduce.

Te mando un saludo, y gracias por tus comentarios

Tokaidin dijo...

Ok, muchas gracias por la aclaración. No queria en ningun caso que se tomara mi comentario sobre la parte final del texto a malas, unicamente que, y entendiendo el enfado que puedas tener, no hay que caer en los extremos y que la verdad posiblemente se encuentra en un punto medio entre ambos. No hacerlo seria entrar en este lamentable juego de intereses, en que ni unos ni otros creo que estan libres de pecado.

Realmente esta todo tan cubierto de "mierda" (entendiendose por politiqueo) que al final solo queda pensar que el tiempo dira, por suerte o por desgracia, quien tiene razon y quien no.

El articulo en si es muy interesante y plantea una nueva vision, mas amplia, del funcionamiento del clima terrestres, aunque, leiendo las fuentes, he visto que existen "peros" a la realidad de los ciclos de Milakovitch que aun estan por resolverse para poder consierarla cierta sin margen de dudas.

Dejando de lado esto, mis felicitaciones por el trabajo busqueda y traduccion de articulos, realmente es un trabajo esplendido, y a nivel mas personal, me resulta un blog de referencia para encontrar temas de los que hablar en mi propio blog cuando las ideas escasean. Nuevamente mis felicitaciones.