jueves, 18 de febrero de 2010

¿Qué fue el Big Bang?

El universo comenzó con una "Gran Explosión", una poderosa explosión de espacio-tiempo que arrojó materia y energía, no hacia el espacio vacío, sino hacia la nada. La evidencia es abundante, y va desde los cimientos de la Teoría General de la Relatividad, pasando por la detección del fondo cósmico de microondas en la década de los 60, hasta la confirmación de las arrugas en el antiguo espacio-tiempo detectadas por el satélite Cosmic Background Explorer en 1992. Pero como sucede con casi no se conocen bien todos los detalles.

El Big Bang fue también una explosión de espacio-tiempo surgiendo algo literalmente de la nada

Cuando sucedió el Big Bang, la materia, la energía, el espacio y el tiempo se formaron, el universo era infinitamente denso y caliente. La pregunta frecuente de: ¿qué pasó antes del Big Bang? está fuera del ámbito de la ciencia, puesto que el tiempo comenzó a correr desde el Big Bang, por lo que la expresión "antes de" carece totalmente de sentido. De hecho, la ciencia dice poco sobre cómo se comportó el universo una pequeña fracción de segundo después del Big Bang.

El universo se enfrío a medida que se expandía, sin embargo, ocurrió un momento de enorme expansión llamada inflación, en la que el cosmos explotó en tamaño en una pequeña fracción de segundo, multiplicando exponencialmente su tamaño. Tan extravagante como suena, la inflación explica cosas que de otra forma serían difíciles de comprender. Después de producirse durante una pequeña fracción de segundo, el universo se frenó en su expansión, aunque de hecho aún continúa creciendo, como hoy en día. También se enfrió de forma significativa, provocando que la materia se condensase de la energía.

La química tiene sus raíces profundamente arraigadas en la historia del universo. En un momento clave, alrededor de un segundo después del Big Bang, los elementos, el hidrógeno, el helio, y el litio se formaron. 10.000 años después la temperatura del universo se había enfriado hasta un punto donde la gravedad comenzaba a tener influencia, magnificando las arrugas del espacio-tiempo en estructuras que podemos ver hoy. Unos 370.000 años después de eso, los científicos creen que el universo cambio y pasó de ser opaco transparente. La materia y la realización se separaron finalmente.

Las semillas de las estrellas, galaxias, y planetas fueron sembradas, y el espacio y tiempo comenzaron a parecerse a lo que vemos hoy en los cielos.

Publicado en Odisea cósmica
Menéame

1 comentario:

martinjaramillo dijo...

Tenemos que aceptar que la energía degradada en todo el Universo y a través del tiempo ha sido mucha, muchísima energía. Además debemos tener en cuenta toda esa energía que permanentemente irradia y que siempre ha emitido toda la materia CONOCIDA. Esa gran cantidad de energía (luz y todo tipo de ondas electromagnéticas) se irradian en todas las direcciones y viajan por el espacio.
Será que nos hemos preguntado: ¿qué sucede con toda esa energía?, ¿dónde está?, ¿para donde se va?, ¿para que sirve esa energía? O será que, alguna vez, le hemos dado respuestas satisfactorias a estas preguntas.
No será que en algunas oportunidades confundimos esa gran cantidad de energía degradada y dispersa por todo el universo conocido con supuestos “restos fósiles del Big Bang”.
El descubrimiento de la radiación del fondo de microondas es otro ejemplo de un fenómeno real detectado y medido, pero mal interpretado.

El fondo cósmico de microondas no puede ser ni el eco del Big-Bang, ni sus supuestos restos fósiles, por varias razones que se caen de su peso:

1. Cuando se produjo el Big-Bang, según sus defensores, no existía nada, por lo tanto, la onda expansiva o la energía liberada de la gran explosión no pudo haber chocado con nada para que se produjera un supuesto eco o secuencia de ecos que todavía puedan ser detectables en nuestro planeta. El eco son ondas que rebotan en algún obstáculo que encuentran en su camino. La onda expansiva de la gran explosión tuvo que alejarse del sitio donde se produjo, formando una gran esfera en su frente energético en crecimiento explosivo, abriéndose paso entre la nada, y que al no encontrar ningún obstáculo, debe haber seguido creciendo indefinidamente y pasó hace ya miles de millones de años por este sitio, por donde posteriormente se formó nuestro planeta, por lo tanto actualmente, donde está la tierra, es imposible detectarse ningún eco proveniente de la tal explosión.

2. La energía liberada en el Big-Bang, como la de cualquier explosión, debió haber sido emitida de un solo golpe, con una misma intensidad y en un solo instante y no debió de haberse emitido durante un intervalo de tiempo considerable, primero con gran intensidad y luego, después de mucho tiempo continuar una emisión débil, como para que todavía hoy estén llegando sus restos directamente hasta nosotros y se estén detectando como los llamados o los supuestos: “Restos fósiles del Big Bang”. La única posible onda producida por la supuesta explosión ya va supremamente lejos de nosotros en el tiempo y en el espacio y viaja alejándose de nosotros.

Cómo hoy vamos a poder detectar algo que pasó por aquí cuando nosotros todavía no existíamos, hace ya más de 5.000 millones de años que tiene la tierra.

Amigos del Big-Bang y de la inflación, por qué no se inventan otra “Prueba Reina” más convincente para su teoría.

martinjaramilloperez@odiseacosmica.com envíame tu correo y te remito el libro gratis.