martes, 7 de diciembre de 2010

Bolsas de agua poco profundas pueden ser comunes en Marte

Hasta ahora no se han encontrado evidencias de agua subterránea en Marte mediante los sondeos por radar

Un equipo internacional de investigadores dirigido por el Instituto de Ciencias Planetarias (PSI) ha encontrado evidencias de bolsas de agua líquida en Marte a profundidades de tan sólo decenas de metros.

Alexis J. Palmero Rodríguez, investigador científico del PSI, y su equipo de investigación llegaron a esta conclusión después de estudiar terrenos colapsados en uno de los mayores canales del sistema solar.

Las investigaciones de zonas similares de colapso mucho más grandes, situadas en el nacimiento de estos canales, habían llevado a investigaciones anteriores a concluir que la corteza superior de Marte contenía grandes sistemas de acuíferos ocultos debajo de una capa congelada global de kilometros de espesor. Sin embargo, estas zonas de colapso a gran escala son poco comunes en Marte y su formación es más probable que se produjese en condiciones hidrogeológicas excepcionales.

El trabajo del equipo dirigido por el ISP documenta la distribución de aguas subterráneas en las zonas de la corteza situada más allá de estas regiones.

Citando evidencias geológicas encontradas en el mayor sistema de canales del planeta y resultados de modelos numéricos térmicos, Rodríguez y los coautores proponen en un artículo publicado en Icarus que las bolsas de agua subterránea pueden haber sido comunes en la corteza superior de Marte.

El modelo numérico implica que, que donde existían depósitos sedimentarios de grano fino no consolidados depósitos sedimentarios existía en la parte superior de la capa de permafrost congelado, la fusión del hielo superficial y el desarrollo de los acuíferos del subsuelo podría haber tenido lugar a poca profundidad.

Las extrapolaciones de los resultados a las condiciones actuales de Marte implican que puede existir agua subterránea en la actualidad por debajo de la capa de aislamiento térmico que suponen los depósitos sedimentarios de grano fino de unos 120 metros de espesor. Entonces, a pesar de las grandes diferencias en las historias hidrogeológicas, la temperatura media de la superficie, y de los flujos de calor interno de la Tierra y Marte, algunas zonas del planeta rojo podrían ser similares al típico permafrost de la Tierra, en los que existen acuíferos poco profundos limitados por las delgadas capas de hielo de permafrost.

Estas bolsas podrían implicar la existencia de agua accesible cerca de la superficie marciana, afirmó Rodríguez, la cual podría reducir los costos de las futuras exploraciones tripuladas al planeta. Además, podría significar que podrían existir ambientes habitables a poca profundidad, añadió.

Esta investigación fue financiada por una subvención del Programa de Análisis de Datos Marcianos de la NASA concedida al ISP.

Fuente original
Publicado en Odisea Cósmica
Menéame

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Pregunto desde la más tierna ignorancia, porque se empeñan en buscar agua en otros planetas, con la consigna de que es el primer paso para saber si hay vida en esos planetas?? Pero no puede haber especies que no necesiten agua para poder existir??

Galileo dijo...

Eso se basa en que la vida que conocemos necesita agua para funcionar, pero no tampoco es una regla matemática.

Anónimo dijo...

Supongo que para una posible estancia en Marte supondría un ahorro en espacio/peso/combustible en el transporte si no hubiera que preocuparse por el agua...

AES dijo...

Yo también desde mi ignorancia lo que se me ocurre es que se está buscando agua en otros planetas porque estamos acabando no sólo con el agua de este, si con nuestro planeta Tierra

Dani Rue dijo...

O también podríamos pensar que la ciencia fundamentalmente se basa en la necesidad de conocer, de desentrañar misterios, la ciencia por la ciencia. Las aplicaciones concretas vienen después de los descubrimientos. Nada en la historia de la humanidad ha aportado tantas aplicaciones y beneficios tecnológicos como la investigación astronómica y astronáutica, entre otras cosas los microprocesadores gracias a los cuales gozamos de esta fabulosa herramienta con la que ahora nos estamos comunicando.

rocio dijo...

Pienso yo, por qué gastarse tanto dinero en buscar agua en otros planetas, si el planeta tierra está lleno de agua ( salada ).
Creo yo que podrían gastarse el dinero en hacer una maquina poco costosa para quitar la sal del mar.
Un saludo.
Rocío