lunes, 31 de enero de 2011

SAM buscará vida en Marte y 3

Los datos originales de las Viking resultaron negativos para los compuestos orgánicos. ¿Cómo podría Curiosity encontrarlos entonces? Mahffy describe tres posibilidades.

La primera tiene que ver con el lugar. Marte es un planeta diverso, no uniforme. Los ingentes datos obtenidos por los orbitadores en los últimos años permiten elegir un lugar de aterrizaje con condiciones favorables. La movilidad resulta una ayuda, especialmente a través de los mapas geológicos de alta resolución generados por las observaciones en órbita. Los aterrizadores estacionarios Viking sólo podían examinar hasta donde sus brazos podían alcanzar. En cambio, Curiosity podrá utilizar los mapas geológicos como guía en su búsqueda itinerante de compuestos orgánicos y otras señales de ambientes habitables. SAM podrá además analizar muestras del interior de las rocas horadadas por Curiosity, en lugar de restringirse únicamente a las muestras de suelo.

En la imagen: Mars Science Laboratory o Curiosity. Es complicado buscar vida en un planeta cuando no sabemos cómo puede ser ésta. El intento podría ser como intentar cazar elefantes con una trampa para zorros.

En segundo lugar, SAM tiene una mejor sensibilidad, su capacidad de detección de compuestos orgánicos es de menos de una parte por cada mil millones, abarcando además una mayor variedad de moléculas y pudiendo calentar muestras a mayores temperaturas.

En tercer lugar, SAM dispone de un método de baja temperatura que utiliza solventes para separar compuestos orgánicos de las muestras. Esta capacidad le permitirá comprobar la hipótesis de si un reactivo químico recientemente descubierto en el suelo de Marte puede haber enmascarado la materia orgánica en las muestras de suelo calentadas durante los experimentos Viking.

Este proceso de baja temperatura permite buscar categorías específicas de materia orgánica con importancia conocida para la vida en la Tierra. Por ejemplo, puede identificar aminoácidos, los bloques básicos de los que están constituidos las proteínas. SAM podrían descubrir también indicios sobre si los compuestos orgánicos en Marte, si se detectasen, proceden de procesos biológicos o abióticos, como sucede en los meteoritos. La comparación de ciertas proporciones de los isótopos de carbono en compuestos orgánicos con la proporción de la atmósfera marciana podrían sugerir un origen meteorítico. Los patrones en el número de átomos de carbono en las moléculas orgánicas podrían ser una pista. Los investigadores buscarán una mezcla de compuestos orgánicos con cadenas de átomos de carbono para conocer si en la mezcla predominan cadenas con un número par o impar de átomos de carbono. Este tipo de patrón, más que una mezcla aleatoria, sería típico de una estructura biológica de cadenas de carbono a partir de repeticiones de subunidades.

"Incluso si observamos que existen mayoritariamente cadenas pares en la mezcla de compuestos orgánicos, no sería concluyente para realizar cualquier afirmación sobre la vida, sólo indicaría que el lugar de aterrizaje sería un buen lugar para regresar", añadió Mahaffy. Una misión futura podría traer muestras a la Tierra para realizar análisis en profundidad con todos los métodos disponibles.

Ir a parte 1
Fuente original
Publicado en Odisea Cósmica
Menéame