jueves, 10 de marzo de 2011

La NASA simula el encuentro de Dawn con Vesta

Hay una vieja historia sobre un peatón que le preguntó una vez a un violinista virtuoso cerca del Carnegie Hall sobre cómo llegar a actuar en la famosa sala de conciertos. El virtuoso dio la respuesta: ¡Practicando!

Lo mismo se aplica a la misión Dawn de la NASA al asteroide gigante Vesta. En el período de tiempo que transcurre antes de la entrada en órbita alrededor del segundo cuerpo más masivo del cinturón de asteroides, los planificadores y científicos de la misión, han estado practicando trazando mapas de la superficie de Vesta, generando tanto imágenes fijas como una animación rotatoria que representa lo que se conoce hasta ahora de la superficie del asteroide.

El video muestra las mejores imágenes que disponemos del asteroide Vesta

La animación y las imágenes incorporan los mejores datos disponibles sobre las cavidades y abultamientos de Vesta vistos desde telescopios en tierra y desde el Telescopio Espacial Hubble de la NASA. La topografía aparece codificada por colores según la altitud. Las variaciones de los cráteres y de la superficie a pequeña escala, son generadas por ordenador, con base en los patrones observados en la Luna, un objeto del sistema solar interior cuya superficie puede ser similar a la de Vesta.

"No sabremos qué aspecto tiene Vesta hasta que Dawn llegue," afirmó Carol Raymond, investigadora principal adjunta de Dawn, del Jet Propulsion Laboratory de la NASA y que ayudó a organizar la actividad. "Sin embargo, necesitábamos una forma de asegurarnos de que nuestros planes de imágenes nos iban a dar los mejores resultados posibles. Los ensayos han demostrado que las técnicas de mapeo de Dawn revelarán detalles de este mundo que no habíamos visto nunca antes."

Vesta es uno de los asteroides más brillantes del firmamento. En condiciones adecuadas, Vesta puede verse con prismáticos. Sin embargo, las mejores imágenes de las que disponemos hasta ahora, que provienen de telescopios terrestres y del Telescopio Hubble, muestran a Vesta como un globo brillante, con manchas. Una vez en órbita alrededor de Vesta, Dawn volará a unos 650 kilómetros de la superficie, tomando imágenes desde múltiples ángulos que permitirán a los científicos elaborar mapas topográficos. Posteriormente, Dawn orbitará a una altura inferior de unos 200 kilómetros, acercándose cada vez más a su superficie.

La misión Dawn podrá mapear el 80% de la superficie del asteroide en el período de un año en el que la sonda permanecerá en órbita alrededor de Vesta. El polo norte se oscurecerá cuando Dawn llegue en julio de 2011 y se espera que tenga una iluminación débil para cuando Dawn abandone Vesta en julio de 2012. La misión en Vesta elaborará mapas con una resolución espacial similar a la de los mejores mapas topografícos globales de la Tierra elaborados por el transbordador durante su misión topográfica por radar.

Vesta se formó muy pronto en la historia del sistema solar y tiene una de las superficies más antiguas. Los científicos están ansiosos por conseguir su primer vistazo de cerca para poder comprender este primer capítulo de la historia.

A partir de agosto de 2009, el director de navegación óptica de Dawn, Nick Mastrodemos, con base del JPL, ha desarrollado una simulación por ordenador de las órbitas e imágenes tomadas por la nave. Se adaptó el software desarrollado por Bob Gaskell del Instituto de Ciencias Planetarias de Tucson, Arizona. Mastrodemos creó un modelo usando los mejores datos científicos disponibles de Vesta y simuló las imágenes que Dawn tomará desde la misma distancia, usando la misma geometría del plan científico de Dawn.

Mastrodemos envió las imágenes a dos equipos que utilizan diferentes técnicas para obtener niveles de altitud topográfica partir de imágenes. Uno de ellos, dirigido por Thomas Roatsch, tuvo lugar en el Instituto de Investigaciones Planetarias del Centro Aeroespacial Alemán (DLR) en Berlín. El otro, liderada por Gaskell, se llevó a cabo en el Instituto de Ciencias Planetarias en Tucson (al igual que el equipo de Roatsch, el equipo de Gaskell no tenía conocimiento previo del modelo a partir del que se tomaron los datos simulados). Los grupos enviaron sus modelos digitales del terreno de vuelta al al JPL, entre ellos un video producido por Frank Preusker del DLR que se basa en su procesamiento estéreo.

Mastrodemos comparó sus resultados con el modelo original. Ambas técnicas reprodujeron los datos conocidos unicamente con pequeñas diferencias de resolución espacial y precisión de altura. "Mediante el desarrollo de este ejercicio, los planificadores de la misión y los científicos aprendieron que podían mejorar la precisión global de la reconstrucción topográfica, con una geometría de observación un poco diferente", declaró Mastrodemos. "Desde entonces, los planificadores científicos de Dawn han trabajado para modificar los planes y poner en práctica las lecciones de este ejercicio."

El ejercicio ayudó a que los dos comenzasen a actualizar su software y para planear los recursos informáticos necesarios. "Con el propósito de planificar una adecuada cobertura estéreo de un cuerpo desconocido como Vesta, la práctica es esencial", señaló Roatsch, responsable del equipo de planeación estéreo de la cámara.

Por ahora, el ejercicio virtual de Vesta le da al equipo un modelo tangible a tener en cuenta. Pero para ver si sus conclusiones son correctas, el equipo deberá esperar hasta la llegada de Dawn a su destino dentro de cuatro meses.

Fuente original
Publicado en Odisea Cósmica
Menéame